Si quieres que tus hijos sean como los demás. Regala AK-47 por Navidad

Me esfuerzo en ser un buen “tutor” con mis inversiones en genética. Tengo dos retoños que me emocionan cuando les veo crecer con independencia en sus pensamientos y valores en sus razonamientos.

Soy feliz de verles reír espontáneamente con sus cosas, entre ellos o sus amigos, de ver que duermen profundamente sin preocupaciones ni temores. Ver como no repiten mis hábitos por imposición, sino por simpatía, convicción o quizás motivados más por cuestiones derivadas de la genética. Me alegro de encontrar en ellos el germen de una conciencia con principios activos derivados de experiencias vividas a mi lado.

He reflexionado sobre el hecho de que a estos, los he creado con egoísmo de tener y que ya no voy dejar de tenerles nunca cerca. Han llegado sin plan aun que deseados. Me ha sorprendido la potente inflamación de amor que por ambos desprendo y disfruto. Desde que han llegado reparo en si cada cosa que hago es un buen ejemplo de un “que” o un “como”. Tengo la responsabilidad de ganarme el respeto de ellos cada día, poner todo mi esfuerzo para que poco a poco quemen sus etapas vitales lo mas felices posible y se enfrenten a sus vidas con valores y principios. Con respeto y con tolerancia.

El termino “amor” es radicalmente diferente después de ellos que antes de ellos.

Crecí viendo los sábados en “Informe Semanal” las imágenes de niños hinchados por el hambre. He visto generaciones desaparecer entre el consumo de drogas o por sexo. Discusiones armadas entre convecinos, coches bomba, y supermercados en llamas. He visto caer las torres mas altas y no recuerdo porque. He sentido la pobreza cerca de mi perdiendo mas de lo que tenia por pedir lo que no se podía, aun que nadie me dijo que no se podía. He visto como han caído muros y fronteras, como se han eliminación barreras físicas e ideológicas.

Crecí con la amenaza de una guerra nuclear devastadora. Con guerras físicas, con disparos, sangre y muertos; tan lejos que nunca llegarían a mi puerta. Guerras que solo afectaba a los que se vestían de verde o marrón.

Hoy podemos tocar con dos dedos todo el mundo desde una pantalla, hablar y ver a cualquiera en cualquier idioma a cualquier hora, hacer y publicar nuestro diario escrito, visual o multimedia compartido con todos a los que no les interesa nada de lo nuestro, solo por que nos den likes en cada “selfie life style” que pegamos en los nuevos muros. Muros que nos mantiene ocupados en mirar lo que un algoritmo decide que es de nuestro interés y no ver lo que esta pasando a nuestro lado. Nunca hemos tenido todo mas a nuestro alcance y nunca hemos podido sesgas más todo.

Con el uso, “el gran hermano” decide que es lo que te va a gustar, omitiendo aquello a lo que no le prestas atención.

Reflexionado sobre cual sería un buen regalo para mis hijos. Creo que lo mas apropiado en los tiempos que corren es un AK-47. Se han fabricado unas 150.000.000.000 unidades de AK-47, lo que implica unos 25 por persona sobre la población global del mundo, incluyendo los Hare Krishnas. Han debido de devolver muchos o se han perdido por que oficialmente solo hay 100.000.000 de AK-47 en estado de uso. Aún así se estima que 250.000 humanos son abatidos por esta arma cada año.

Yo nunca he tenido uno, pero tras evaluar estos números alguien tiene varios guardados, por que aun que he preguntado en mi circulo de amigos, ninguno tiene uno e incluso nunca han visto uno de verdad.

Podemos esforzarnos en enseñarles valores y principios. Podemos darles la mejor formación que podamos pagar e inculcarles las mejores aficiones deportivas. Hacer que tengan una dieta sana y equilibrada para que crezcan altos, fuertes y sanos con el percentil saliendose de la tabla. Pero mientras ellos juegan en sus habitaciones con consolas y tablets multiconectadas, otros en la calle, con sus madres viendo la telenovela, juegan con su AK y practican puntería con aquellos que simplemente creen diferente.

Reza para que no cambien el AK por una tablet. Por que cuando vean lo que no tienen, quizás lo quieran y quizás vendrán a por ello. Quizás ya están aqui, pero no nos hemos dado cuenta.

  Buy Your AK47 Now 

Nota: Esto lo escribí en Septiembre de 2015, tras mi regreso de la excursión veraniega a Turkia. Antes de los ataques a Francia.

Nota: Mikhail Kalashnikov – “Héroe del Trabajo Socialista” e inventor del AK47 jamas se ha enriquecido de la venta de este juguete, cedió la plena explotación de los beneficios a su patria Rusia. Dijo: “Yo inventé un arma para salvar a la patria, para guardar el estado del fascismo”, “Mi carrera se ha dedicado a mi país.”

No Comments